“Si se pudiera ganar una elección por mensaje de texto, yo no tendría trabajo”

Compartir...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
“Si se pudiera ganar una elección por mensaje de texto, yo no tendría trabajo”
25/10/2014 /fuente: LPO / fotos: Juan Carlos Casas

“Siempre digo que Borges se equivocó cuando habló de los incorregibles porque el peronismo se corrige permanentemente”, dice Emilio Monzó en el despacho luminoso que le permite ver, todos los días, la Plaza de Mayo y la Casa Rosada. Conoció a Sergio Massa en su adolescencia cuando militaban juntos en la Ucedé, trabajó con Daniel Scioli durante la batalla con el campo, accedió al pensamiento de Néstor Kirchner después de que el ex presidente exigiera su renuncia y hoy está jugado con el proyecto presidencial de Mauricio Macri. A los 48 años, Monzó es el ministro de Gobierno de la ciudad de Buenos Aires y uno de los macristas que hoy recomienda aliarse con el radicalismo. Dice que Massa baja en las elecciones mientras Macri sube, afirma que lo más auténtico que tuvo el peronismo en los últimos 30 años fue el kirchnerismo y anuncia que el macrismo está construyendo su propio relato para llegar al poder.

¿Usted convenció a Macri de que hacía falta una política territorial para su proyecto presidencial?

No. Las circunstancias políticas y su precandidatura política en 2011, antes de decidirse a seguir cuatro años más como jefe de gobierno, lo llevaron a pensar en una política territorial, algo que quizás en la ciudad no es tan necesario.

Algunos dicen que Durán Barba le había hecho creer a Macri que se podía llegar al poder por mensaje de texto.

No, Durán Barba convenció al macrismo de que se puede llegar a casi toda la base electoral sin intermediación política. Se puede llegar en cuanto al mensaje y a la comunicación y eso es un activo y un valor del PRO como espacio político. Ese es el gran aporte de Durán Barba y de Marcos Peña, que operativiza esa estrategia política. Si se pudiera ganar una elección por mensaje de texto, algo que él nunca dijo, yo hoy no tendría trabajo. No se gana sin acuerdos con dirigentes políticos que tienen legitimación territorial y no se puede gobernar un país sin eso.

¿Cuál es la prioridad del macrismo hoy, según su criterio? ¿Consolidar lo propio o ir a una alianza con sectores del radicalismo?

Hoy, todavía, la prioridad es consolidar lo propio. Es un año preelectoral, donde necesitamos trasladar la identidad de Mauricio Macri a nivel nacional, ya casi está logrado en las 24 provincias. Eso no implica que no haya dialogo y que no estemos generando confianza para acuerdos políticos no sólo para un proceso electoral sino para gobernar. Las otras fuerzas están buscando lo mismo que nosotros, incluso el gobierno.

¿Y el año que viene?

El año que viene sí. Es mi trabajo ir en busca de esa convergencia, tengo esa función. Pero está en la esencia del PRO y de Macri.

Los radicales libres

¿Massa no les está arrebatando el radicalismo con las fotos de las últimas semanas?

No es nuestro objetivo arrebatar el radicalismo. Es un objetivo que a lo mejor tiene Sergio en este último mes, pero creo que no va a ir más allá de estas alianzas que ha hecho en el NOA. Hay que ser respetuoso de Morales, de Cano y de sus estrategias políticas locales. Sí lamento a veces que este tipo de disputa nos puede llevar a postergar la posibilidad de tener buenos candidatos con chances de gobernar. Es un error que se ha cometido en los últimos años, que por mala praxis en los procesos electorales siguió gobernando el oficialismo.

¿Dice que Morales y Cano no le van a poder ganar al peronismo?

Es una cuestión matemática. Siempre al oficialismo le conviene una oposición dividida. Nosotros vamos a ir en todos lados con nuestro propio espacio y nuestra propia identidad.

“Sanz es una figura muy interesante para trabajar juntos. Uno quiere un vicepresidente que tenga una participación importante en los cuerpos legislativos, donde el PJ va a tener mayoría, más allá de cualquier resultado electoral”

¿Por qué piensa que Massa se acercó al radicalismo ahora? ¿Qué fue lo que advirtió?

Lo primero que advirtió es que ha bajado en las encuestas. Está claro que es una reacción a una tendencia que no era positiva. Las encuestas y la reacción son objetivas, ahora yo no sé cuál es la estrategia de ellos pero ha variado: de buscar dirigentes peronistas a buscar dirigentes radicales.

¿Ustedes descartan ahora a Ernesto Sanz como candidato a vicepresidente de Macri o aún lo pretenden?

No está tomada esa decisión. Hay apreciaciones personales. Ernesto tiene su candidatura presidencial propia, pero yo sí creo que Sanz es una figura muy interesante para trabajar juntos desde 2015. Uno quiere un vicepresidente de la Nación que tenga una participación importante en los cuerpos legislativos, donde el PJ va a tener mayoría, más allá de cualquier resultado electoral. El vice no puede ser una figura decorativa.

¿Lo dice porque perdió el respeto que tenía por Amado Boudou?

Eeehh. Desde lo institucional, si, lamentablemente. Amado Boudou no fue un militante de la Ucedé, era disc jockey. Yo si fui un militante de la Ucedé -hoy hay muchos que lo niegan- y nunca lo vi ni lo conocí militando en la Ucedé. Seguramente lo era, aunque universitario. Después si lo conocí a Amado un poco más, por sus funciones en el Ejecutivo. Es una persona que llegó a su cargo por su carisma, de mucho dialogo, un personaje atractivo en todos los lugares en donde estaba.

Un ingeniero, un abogado y un deportista

A Massa si lo conoció en la Ucedé.

Si, Massa si era un militante de la Ucedé y muy militante, como lo es ahora. La verdad que de las personas que he conocido en la política es la que más vocación tiene en el ejercicio político y desde pequeño. Lo conocí en una interna de la Ucedé y siempre tuvo la dedicación que hoy tiene. No conozco alguien que haga más política en el día que Sergio Massa.

“No conocí a nadie con mayor vocación política que Massa, simpre tuvo la dedicación que se le ve hoy, no hay nadie que lo supere en el día a día. Pero le falta temple, se enoja mucho”

¿En qué cambió desde entonces?

Diría que cambió poco. Sigue siendo el mismo apasionado y creo que ya, a esta altura, tendría que estar más templado porque se enoja mucho. Lo increíble es que tenga la misma energía, algo que es bueno para algunas cosas. Pero a veces también hace falta templar el espíritu para otras. A mi criterio, le falta el temple para poder aspirar al objetivo que pretende hoy. Tiene la misma energía pero todavía no ha adquirido la sabiduría.

¿Cuál es la diferencia entre Macri, Massa y Scioli?

Sergio es eso, su vida no tendría esencia sin ejercer esta función. En Daniel destaco la tolerancia y la paciencia. Y en Mauricio, después de 30 años de política, te digo que es el político más previsible que conocí. Lo propio del peronismo es la administración del caos en forma permanente y uno termina estimulado para moverse en esa lógica, pero trabajar con alguien previsible es un alivio hasta en lo humano. Alguien que se fija una meta que tiene reglas claras y no tiene trampas. El peronismo es un partido que promueve el caos porque es donde mejor se siente y es lo que mejor administra. Mauricio promueve el orden y la claridad. Scioli surfea el desorden y Massa lo administra.

¿Scioli no es previsible?

Si, va a seguir surfeando. Massa, en cambio, sólo puede ser protagonista en el mismo esquema de los últimos 30 años. Un ingeniero, un abogado y un deportista.

¿Pero cuál es la diferencia que hay entre el modelo de país que proponen los tres?

El modelo de país en Argentina hoy es muy fácil de proponer. Lo que tiene que ver la gente es quién es capaz de manejar ese modelo. Siempre digo que Borges se equivocó cuando habló de los incorregibles porque el peronismo se corrige permanentemente. Si el peronismo tiene que promover un discurso para los próximos cuatro años en las antípodas del que promueve el kirchnerismo no tiene problema para llegar y ejercer el poder. Pero en Argentina, más que el discurso, hay que observar las personas y lo que han hecho. La garantía de Mauricio es su propia gestión y su coherencia, de formar equipos, de no tener relatos mesiánicos. Argentina viene buscando un Mesías cada cuatro años desde la época de la colonia. En Mauricio no vas a encontrar cosas grandilocuentes sino bien reales.

“Hace diez meses Massa estaba en 38 puntos y Macri en 11. Hoy estamos empatados. La incorporación que hizo de algunos dirigentes de otros partidos, lejos de perjudicarnos lo lastimó a él”

¿No lastima al macrismo la construcción de Massa?

¿Cómo va a lastimar si nosotros teníamos hace diez meses 11 puntos a nivel nacional y hoy estamos entre 20 y 25? Massa estaba en 38 puntos y hoy está entre 20 y 25. ¿Quién lastima a quién? El que crece es Mauricio y el que baja es Sergio. Por lo tanto, estamos muy tranquilos porque Massa hoy no nos afecta en lo más mínimo. Todo lo contrario: la incorporación de algunos dirigentes que Massa le robó a otros partidos políticos, lo perjudicó a él.

La escuela de los votos

Usted destaca al peronismo como escuela de poder. ¿Se puede gobernar la Argentina sin haber pasado por ahí?

Si, se puede gobernar. Lo digo porque el justicialismo es un partido de gente muy inteligente y de muy buenos dirigentes políticos. De hecho, han demostrado ser superiores a las otras alternativas y por eso han gobernado los últimos 30 años. Monopolizó el poder y a toda nuestra generación política, casi como en un sistema comunista chino, no le quedó otra que sumarse en algún momento. Los que quisimos llegar al Estado y transformar la realidad, no tuvimos otro camino que pasar por esa escuela de poder.

¿Se refiere a la gente que viene del liberalismo?

No sólo. El partido peronista está dentro del Estado. Yo lo viví en carne propia en mi pueblo: para poder ser intendente, me encontré con la disyuntiva y decidí transitar a través del partido que llegaba al poder. Ahí el que tiene legitimación territorial es muy respetado. En otros partidos importa más la pertenencia partidaria que la legitimación en la sociedad. El peronismo respeta al que tiene votos, es un partido que observa a la sociedad, sino no ganaría.

“Macri evoluciona”

¿Por qué Macri dice ahora que no va a cambiar la asignación universal, que va a mantener la YPF con mayoría estatal y que el Estado va a tener presencia en un eventual gobierno suyo? ¿Hay un cambio o hay oportunismo?

Lo dice con sentido común y con el respaldo de la gestión en la ciudad. Decían que iba a privatizar las escuelas y hoy la matrícula estatal de educación está por encima de la privada en la ciudad. Es el único caso donde ha crecido. No hubo privatizaciones como se anunciaba. Mauricio tiende a ser eficiente, lo maneje el Estado o lo maneje el sector privado. Está viendo que Galuccio tiene buenas intenciones en YPF y él no es sesgado, promueve el diálogo.

¿Entonces dice que Macri no cambió?

Macri cambia porque Macri evoluciona. Yo prefiero la gente que cambia, que no se cierra y que evoluciona. No es el mismo el que asumió en 2007 que el de ahora, eso sería necio. Todos cambiamos.

Si usted fuera el director técnico, dónde ubicaría a las figuras de mayor caudal electoral del macrismo.

A Gabriela Michetti donde ella decida, es Messi, una de las cinco figuras políticas más importantes del país. A mí me hubiera gustado que esté en la provincia de Buenos Aires, fui el principal promotor pero hemos sido muy respetuosos de su decisión de pelear la jefatura de Gobierno.

¿Por qué se enfrenta tan seguido con Jorge Macri?

Nunca tuvimos una pelea profunda. Sí cuando hay dos personas con mucha pasión y vocación por armar, hay roces y los que hemos tenido han sido menores. Hay una diferencia sustancial, él es candidato en la provincia y yo soy la persona que arma para Mauricio Macri presidente. Hay que compatibilizar su candidatura con el objetivo mayor que es el del proyecto presidencial. Pero creo que Jorge es la figura más trascendente fuera de la General Paz, ganó un distrito del Conurbano, que no es menor, y tiene todas las condiciones para ser un muy buen gobernador.

El relato que viene

¿Sigue pensando que lo mejor del kirchnerismo es el relato que armaron?

Si, es lo mejor. Porque lo creen. Yo no estoy de acuerdo en nada pero lo más auténtico que ha tenido el peronismo en los últimos 30 años es el kirchnerismo. Porque creen ideológicamente en lo que están haciendo.

¿Menem no creía?

No transmitió. Creyó en lo que hizo pero no transmitió. Ellos comunican lo que creen y han convencido a un electorado importante en todo el país. La comunicación tiene su efecto porque lo hacen con mucha convicción.

¿El macrismo tiene que tener un relato propio?

Lo tiene.

¿Cuál es?

La gestión.

Ese es el relato de Massa y Scioli también.

¿Y a quién le cree más la gente? El de Macri es un relato sustentado. Scioli y Macri son más coherentes en cuanto al relato y creo que eso se va a premiar en 2015. Scioli es kirchnerista, lo dice, lo ostenta y lo manifiesta. Macri habla desde el macrismo y Massa tiene un problema: la gente no sabe desde dónde habla.

“El pragmatismo desplazó al progresismo, al neoliberalismo y a todos los ismos. La sociedad mide si resolvés las cloacas, si la presión tributaria te asfixia o no y si después se refleja en obra pública”.

¿Se acaba el progresismo con el kirchnerismo?

El fanatismo se ha diluido, la gente es mucho más pragmática, en 2015 el 50 % de los electores van a tener menos de 40 años. El pragmatismo desplazó al progresismo, al neoliberalismo y a todos los ismos. La sociedad mide si resolvés las cloacas, si la presión tributaria te asfixia o no y si después se refleja en obra pública.

Eduardo Buzzi dijo que Macri es Menem con patillas y que la promesa de bajar las retenciones que hace es puro chamuyo. ¿Por qué lo dice?

Que sé yo. Buzzi es muy difícil. Yo lo aprecio desde que fui ministro de Agricultura, es un gran militante pero después me cuesta entender que Mauricio presentó hace tres meses las medidas para el agro y él dijo que eran las mejores medidas que les habían presentado. No sé por qué es tan ciclotímico en su pensamiento o alguna razón tendrá.

¿Y qué va a hacer Macri?

Ahora las retenciones a la soja van a tener una baja paulatina, en cinco años, y si será inmediata para los productos regionales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *