Fuera de Tiempo con Vilma Ibarra

Compartir...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Vilma Ibarra, secretaria de Legal y Técnica de la Presidencia de la Nación, conversó con Diego Genoud sobre la reforma judicial, la intervención en Vicentín, el decreto que prohíbe las reuniones sociales, la posibilidad del estado de sitio y la participación de las mujeres en la política.

También conversó en Fuera de Tiempo desde Almería, España, el psicoanalista, poeta y ensayista argentino Jorge Alemán. Reflexionó sobre la contradicción entre pandemia y capitalismo, la importancia de los trabajadores en la generación de riqueza, el saber de los científicos en la política y la tensión entre audacia y correlación de fuerzas en el Frente de Todos.

“Tres alas para el acuerdo de la deuda y el drama de la caída de ingresos en el AMBA”. Editorial del 08/08/2020 en FM Milenium.

Se abrió el arco para el equipo de Alberto Fernández. Los que escuchan habitualmente este programa saben que tanto la deuda como la peste eran los dos frentes por los cuales Fernández aparecía complicado, cercado. Lejos de la épica del acuerdo de 2005, la quita de Néstor Kirchner y Roberto Lavagna del 75% en el capital. 

De todas formas, para el Gobierno es un triunfo. En la Casa Rosada, los ministros aplaudían a Martín Guzmán casi sin poder creerlo. Yo digo que más no se podía pedir porque es una batalla que se libró en un escenario muy desigual en condiciones muy desfavorables para el gobierno de Fernández. Guzmán parecía prácticamente solo peleando contra los grandes fondos de inversión que en algunos casos, como Blackrock, tienen entre sus acciones un capital equiparable a. por ejemplo, Alemania y juegan en varias canchas a la vez.

El propio Frente de Todos aparecía dividido en esta pulseada, en varias líneas, y la base electoral aparecía como espectadora, simplemente hinchando por Guzmán sin una consigna que la movilice, sin un  mensaje claro sobre hacia donde había que ir. Si uno empieza indagar en las distintas filas del Gobierno, cada uno cuenta el proceso previo a este acuerdo de manera muy distinta. Lo concreto es que hay un alivio de entre 33 mil y 37 mil millones de dólares en los intereses que va a pagar la Argentina. Una quita importante para el gobierno que estaba asfixiado por vencimientos de cortísimo plazo le había dejado Macri como si supiera que no iba a ser reelecto.

Desde otro punto de vista, Guzmán ofreció en la negociación 15 mil millones de dólares más de lo que tenía previsto en su primera oferta de abril. Había ofertado 39 centavos de dólar por cada uno adeudado y terminó pagando casi 55. También los fondos cedieron pero para la Argentina esos 15 mil millones de dólares representan una fortuna para las reservas netas que tiene hoy el Banco Central.

Más importante todavía que esos 15 mil millones de dólares que Guzmán pagó de más son los 2.8 mil millones de dólares que va a tener que pagar el Frente de Todos en este mandato. En el borrador inicial de Guzmán aparecía el intento de lograr que Fernández tuviera un período de gracia de tres o cuatro años sin pagar nada.  A los cuatro mil millones que ya pagó hasta ahora se le van a sumar otros tres mil millones de dólares más. ¿Habrá plata en el Banco Central para pagar tres mil millones de dólares de acá a 2023?

Los principales beneficiarios de este acuerdo en el corto plazo van a ser las grandes empresas, el sector privado. Lo decía incluso Guzmán en la intimidad: el Estado nacional no va a tener acceso al crédito aunque se evite el default. Ni Fernández ni los gobernadores. 

En este proceso, los fondos de inversión metieron la contradicción dentro del Gobierno. Guzmán, por un lado, muy solo por momentos enfrentando a los buitres. De afuera y de adentro, muchos pedían la cabeza del ministro. Se escuchaba en los programas de radio que Guzmán tenía que renunciar y se escuchaba también en sectores dentro del Frente de Todos. Pero lo sostuvo el presidente y, por momentos incluso más que Fernández, lo sostuvo Cristina Kirchner que, contra lo que se dice, no lo conocía de antes al ministro de Economía.

Por otro lado, actuó Sergio Massa, asesorado por Daniel Marx, un especialista en deuda, ex secretario de Finanzas de De la Rúa. Marx al comienzo de esta saga asesoraba a Martín Guzmán y al final terminó asesorando exclusivamente a Sergio Massa, que tenía dos puentes con los grandes fondos de inversión: David Martínez y Marcelo Mindlin. Lo cierto es que varios sectores trabajaron por este acuerdo cada uno a su manera. Terminó saliendo bien.

Es importante esta heterogeneidad que compone al Frente de Todos y la contradicción está dentro del gobierno. Muchos pueden pensar que es mejor así que como cuando Cristina peleaba sola contra los buitres. Que tener adentro esa heterogeneidad, tener incluso a los buitres adentro del Frente de Todos es positivo. 

En el oficialismo nacional quedan como dos polos para la escena que viene: Cristina y Massa. Una con mucho mayor poder, votos e impacto. Massa, sin embargo, tiene un bloque de poder con el que se mueve por momentos con inteligencia. integrado por banqueros, empresarios energéticos y dueños de medios. 

Si bien se pudo salir del cerco de la deuda, queda la peste con algunos datos importantes. Un estudio de Federico Aurelio, por ejemplo: sólo uno de cada tres consultados en el Área Metropolitana de Buenos Aires mantiene sus ingresos en plena crisis. El 60,4% de la población del AMBA vio reducidos sus ingresos o directamente no tiene ingresos. En el conurbano, ahí donde está la fortaleza del Gobierno, el 80% vio reducidos sus ingresos o no tiene ingresos. Casi uno de cada cuatro dicen al conurbano que no están trabajando porque perdieron el trabajo o porque su actividad está paralizada.

 Ése es el frente que ahora tiene que resolver el presidente Alberto Fernández con este horizonte que se despejó al menos un poco. Por primera vez, Fernández logra respirar un poco más profundo en medio de la crisis. Despejó el problema de la deuda: arregló por arriba lo que cruje por abajo. Lo que cruje en el conurbano bonaerense, ahí donde está la base del Frente de Todos.  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *